fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

“Instinto”: Un corto que busca lo universal en la intimidad

Por: Armando Quesada Webb

La confrontación como camino hacia la liberación y la visión de una mujer que mantiene un doloroso secreto. Esos son algunos de los temas que profundiza el cortometraje “Instinto”, dirigido por Esteban Garita, el cual formará parte de la selección MADE IN COSTA RICA del shnit 2018.

Garita, quien es estudiante de tercer año en la Universidad Véritas, confiesa que la inspiración para este corto viene de un tema familiar y personal muy íntimo. El encuentro con una cámara Polaroid con fotos viejas, le remitió una serie de emociones que canalizó en este cortometraje.

El joven director cita como referencia un cuento de una escritora argentina, Samantha Schweblin, “Hombres sin suerte”, donde se pone en juego la moral del lector. A partir de ese cuento, su concepto y una anécdota personal, Garita empezó a armar el cortometraje.

Fue una producción pequeña, tan sólo dos días de rodaje con un crew de seis personas y tres intérpretes principales. Toda la historia toma lugar en una sola locación, para la cual utilizó la casa de una tía suya, que funcionó a la perfección para el efecto que el corto buscaba provocar.

Además, el realizador se aseguró de hacer muchos ensayos para lograr que sus actores se sumergieran en la historia. “Quería encontrar buenos actores para crear personajes con sentimientos reales”, explicó.

Garita destacó la dificultad que representa trabajar con una niña. Era necesario conseguir a alguien cuyos papás estuvieran dispuestos a hablarle de los temas complicados que se tocan en el corto, por lo que la apertura que mostraron los padres de la protagonista fue fundamental. “Ella fue muy madura y entendió todo muy bien. Ser abierto y claro fue muy importante”, expresó.

“No quería sistematizarla y que fuera robótica sino lograr que fuera lo más natural posible”. El director trabajó para construir una relación entre la niña y la mamá, para que surgiera una amistad auténtica, para lo que incluso las puso a jugar en busca de que se generara confianza.

Garita tiene un interés particular por el área de la dirección actoral, para darle realismo a la historia trató de crear un perfil de personajes. Les dio libertad a los intérpretes para no limitarlos y que ellos mismos le dieran vida al personajes.

Para él es importante que los intérpretes puedan amoldarse al momento siempre y cuando vaya en la dirección establecida. “Creo en darle la libertad al actor para que proponga a partir de lo que ya hemos venido trabajando todo este tiempo.”

Una influencia importante para “Instinto” fue el cine rumano, como las películas de Cristian Mungiu y Corneliu Porumboiu. Particularmente hubo influencia de la obra de este último, “Cae la noche en Bucarest”, la cual está toda compuesta de sólo 13 planos. A partir de esto, Garita decidió que todas las escenas de su corto serían planos secuencias.

Otro referente fue el cine de los hermanos Dardenne. Al igual que en los filmes de los belgas, en “Instinto” no se buscó embellecer tanto el plano sino que fuera una cámara sucia que siempre esté en movimiento, buscando y descubriendo las cosas junto con la actriz.

Garita previamente había hecho un teaser del corto y la estética es completamente diferente, había mucho color y una cámara más limpia. Hacer este teaser le ayudó a conocer el espacio y el acercamiento visual.

“Ahí nos dimos cuenta de las cosas que funcionaban y las que no,  ¿Por qué meterle color si era algo tan frío?” Es por eso que en el corto se buscó naturalismo, tonos grises y neutrales, e iluminación puntual.

Uno de los aspectos que más llama la atención es el radio de aspecto 1:1, que otorga una forma cuadrada a la imagen. En la historia la actriz está escondiendo algo, así que Garita quería encerrar al espectador con ella.

“Este es un corto muy íntimo para mí y en la intimidad de las personas encontramos la universalidad.” El realizador quiere construir personajes reales con una historia real y una aproximación sensible e íntima donde se encuentre la profundidad.  

 

Garita recalca lo personal que fue este proyecto para él. “El corto fue cine como terapia. Necesitaba contar la historia y las cosas que me interesaban.”

“Siempre me da nervios saber que hay gente viendo un producto tan íntimo mío y ver cómo reaccionan, pero si las historias son reales y salen del corazón, se van en el viaje, se entretienen y uno logra transmitirles algo.”  

El director dice no ir al shnit con expectativas de competencia sino con emoción por ver una producción suya proyectada en el Cine Magaly. “Llevo dos o tres años asistiendo al shnit y ahora poder ser parte de las proyecciones me alegra mucho.”

No Comments

Leave a Comment