fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
silverscreen@edge-themes.com
Links
Follow Us
 

‘Marea alta’: una historia sobre el cambio desde dos frentes

Por: Luis G. Cardoce

“De aquí no va a salir nada”, no podía dejar de pensar Michele Ferris mientras grababa su documental. La inquietud le jugaba malas pasadas a la mente: “hay imágenes muy bonitas, pero no hay historia”, se repetía. 

En esos momentos, Michele quizá pensó que a quien hierro mata a hierro muere, porque la incertidumbre, ese no saber qué sorpresas te va a traer la realidad, es precisamente lo que le gusta de trabajar la no ficción. Pero claro, es más fácil decirlo que enfrentar la duda en tiempo real. Sin embargo, Michele siguió y, en medio de cambios y de la incertidumbre del qué pasará, pudo terminar su obra sobre el cambio y la incertidumbre del qué pasará. 

Fotograma del cortometraje ‘Marea alta’.

Marea alta, seleccionado en la competencia MADE IN COSTA RICA del Festival shnit San José, es un coming of age grabado en la ruralidad de una pequeña isla costarricense. De la isla se podrían decir muchas cosas: que mide “X” metros cuadrados, tiene una población de “Y” personas, una única escuela unidocente y que los expertos estiman que se inundará en su totalidad para el año “Z”. Marea alta no dice nada de eso, prefiere decir que es pequeñita, que se puede jugar mucho porque no hay carros, que la escuela es muy bonita y que a veces se mete el agua a la casa. ¿Por qué? Porque el prisma por el que mira a la isla es el de dos niñas: Karol y Jessica; primas y mejores amigas. 

Para ellas, la isla es su play, allí juegan, se bañan en el mar y hacen planes sobre abrir juntas un salón de belleza cuando sean grandes, todo con la inocencia de dos niñas que desconocen que sus sueños están bajo inexorables contrarrelojes: la adolescencia e inundación de su islita. 

“La idea era explorar esa parte de la condición humana. Todos y todas pasamos por la adolescencia, este cambio tan fuerte que es pasar de ser niños a ser grandes, pasar de la escuela al colegio”, dice Michele.

“Si quieren seguir estudiando, deben dejar la isla”, les dice su maestro en el documental, como un augurio del inevitable cambio. Las otras señales las da la marea alta, heraldo del futuro de la isla. 

“Quería contar dos historias: una íntima y una universal y cómo estas dos de repente se mezclan y cómo una no existe sin la otra”, dice Michele.  En ese sentido, el docu ejerce un diálogo entre los anillos de un mismo engranaje. Para Michele, lo importante es cómo influyen entre sí las personas con el ambiente en el que viven. En esta ósmosis basa la premisa de su cortometraje: el cambio. 

Fotograma del cortometraje ‘Marea alta’.

Sin embargo, para contar una historia sobre el cambio hay que, justamente, verla cambiar. Para ello, Michele visitó la isla entre 2014 y 2017, observó pacientemente a las niñas crecer y a la marea subir y bajar. A veces regresaba con mucho, otras con poco. Se quedó filmando el qué pasará y de paso descubriendo el quién voy a ser. “(En los documentales) trato de comprender al otro, pero al mismo tiempo en ese intento de comprender otras realidades creo que me conozco a mí misma de formas nuevas. Como que me interpela a mí también y me hace verme diferente”, dice. 

¿Qué pasará con las niñas? ¿Irán al colegio? ¿Dejarán su hogar? ¿Se inundará la isla? ¿Abrirán su salón? Las respuestas están en el futuro y el futuro, al documental como género, le importa poco. Marea alta vive en la dulce incógnita del presente. Para saberlo solo queda aguantar y ver cómo la vida cambia frente a la mirada, en este caso, la de Michele. 

‘Marea alta’ es parte de la función MADE IN COSTA RICA II del Festival shnit San José. Los boletos virtuales se pueden conseguir en Festhome TV (https://tv.festhome.com/festivaltv/san-jose-shnit-playground-2020).

No Comments

Leave a Comment