fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

“Selva”: La infancia y la partida

Por: Armando Quesada Webb

Cuando tenía apenas dieciocho años, Sofía Quirós se mudó Argentina, donde vivió por una década mientras realizaba sus estudios de Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires y Dirección de Fotografía en el Sindicato de Cine Argentino. En el país sudamericano dirigió dos cortometrajes y colaboró en muchos otros proyectos.     

De regreso en Costa Rica, hace dos años, Quirós realizó su primer corto en suelo tico, “Selva”, una coproducción chilena/argentina/costarricense filmada en Tortuguero. La obra realizó una importante gira a través de varios festivales, donde incluso participó en el prestigioso Festival de Cannes, en la sección de Semana de la Crítica. Ahora, la siguiente parada de este trabajo es el shnit MADE IN COSTA RICA 2018.

Para Quirós es imposible hablar de “Selva” sin hablar de “Ceniza negra”, el largometraje que viene trabajando desde hace cuatro años, a partir del cual nació el corto. “Estaba cansada de estar en el escritorio y sentía que había perdido la esencia de la película.”

Ante esa necesidad creativa, ella empezó a escribir ideas relacionadas al largometraje donde tocaba temas como la migración y la partida. De manera muy libre escribió un guión híbrido entre ficción y documental, del cual se originó “Selva.”

Con esta nueva historia se fue a Tortuguero, la locación que ella quería para la película. Ahí hizo un casting donde conoció a Smashleen Gutiérrez, protagonista tanto del corto como del largometraje. “La película se transformó en esa trama principal de la separación de dos hermanos y sus últimos momentos juntos, mezclado con relatos sobre partidas y migraciones documentales, que yo fui recolectando esos días en Tortuguero.”

Las dos tramas, ficción y documental, suceden de manera independiente dentro del corto, pero se amarran a partir de la voz en off que le da unidad a la obra.  

“Selva” le ayudó mucho como directora para formar equipo en Costa Rica, aprender a trabajar con adolescentes y definir una puesta en escena. Además, surgió una colaboración profesional de dos años con la joven actriz debutante, Smashleen Gutiérrez.

Quirós no tenía experiencia previa trabajando con niños, pero en todos sus trabajos anteriores había utilizado actores naturales, nunca profesionales, lo cual fue beneficioso para “Selva”. Eso le abrió puertas para saber cómo acercarse a una persona que no tiene experiencia previa en actuación.

Todas las personas del reparto son verdaderos habitantes de Tortuguero. “Hicimos un casting de cuarenta niñas en la escuela de Tortuguero y decidimos que iba a ser ella (Gutiérrez) desde que la vimos porque no enamoramos de ella. A partir de eso empezamos a rodearnos de su familia. Los tres protagonistas son ella, su primo y su abuela.”

La directora explica que fue muy cómodo trabajar con la familia, porque a pesar de no tener experiencia en actuación, había una intimidad y una cercanía. “Es fascinante la libertad que tienen ellos frente a la cámara y la falta de conciencia que tienen sobre lo que es la representación en el cine.” Quirós opina que si uno sabe proteger eso y no ser vanidoso, se puede convertir en una herramienta que le ayuda mucho a la película.

No obstante, también hubo dificultades, como asegurarse que la familia entienda el proceso de lo que es hacer un corto o un largo, y que hubiera mucho apoyo para Gutiérrez, porque es una transformación muy importante para los niños participar en una película.  

La directora recurrió a películas como “Le meraviglie” o “Corpo Celeste”, de la directora Alice Rohrwacher y “Jinete de ballenas” de Niki Caro, las cuales la nutrieron mucho para la construcción de personajes de niñas.  

En el cortometraje la naturaleza es un personaje más, lo cual es un elemento importante en el trabajo de Quirós. Su obra anterior, “Desde la tierra”, tomaba lugar en una isla, y coincide con “Selva” en darle un papel fundamental a la naturaleza.   

El sonido también cumple un papel muy importante en “Selva”. En una puesta en escena donde hay ficción y documental entremezclados, el sonido sirvió como elemento unificador y como un reflejo interior del personaje. “Yo quería que uno escuchara y sintiera lo que siente el personaje.”

El proceso de realización del corto fue muy espontáneo, casi no había guión y se tuvo que experimentar. El pequeño tamaño del lugar de filmación fue una limitante, pero Quirós considera eso como algo positivo, ya que entre menos opciones disponibles es más fácil decidir y llegar al objetivo. Asimismo, la comunidad fue colaborativa con la filmación, ya que hubo ayuda prestando locaciones, y extras.

Con respecto a las diferencias entre filmar en Argentina y en Costa Rica, Quirós confiesa que, a pesar de tener ley de cine y muchas escuelas, en el país sudamericano hay mucha burocracia y los fondos están muy tomados por productoras grandes y directores de renombre. “Uno creería que en Argentina hacer cine es más …fácil, pero también la competencia es mucho más grande.”

Por esas razones, puede que para quienes hacen cortometrajes sea difícil empezar su carrera en Argentina. Para la realizadora, en Costa Rica las puertas se abren más fácil, a pesar de no tener ley de cine. “A mí me da mucha más calidez trabajar en Costa Rica que en Argentina.”

Además, Quirós siempre quiso que su primer largometraje fuera en Costa Rica. “Aunque yo no crecí en Limón siempre me sentí mucho más cercana a esta cultura. Yo siempre pensé que el largometraje me iba a conectar con mi país.”  

“Selva” fue un corto que se hizo sin mayores expectativa de la realizadora, por lo que llegar a uno de los mejores festivales del mundo fue un gran sorpresa, pero no es lo que más importa para ella.

“Es lindo poder viajar a través de los cortos pero el cine no son solo los festivales. Lo más importante es estar feliz con lo que uno produce.”  

Quirós cree que el corto ha tenido una buena trayectoria, le ha abierto puertas para su película y ha sido una exploración personal. “Yo recomiendo que antes de hacer un largo, hacer un corto con una atmósfera parecida porque abre puertas y le da confianza a uno.”

Al ser tan limitado el espacio para la producción en Costa Rica, la directora cree que el shnit es una ventana muy importante y está feliz de poder participar dos años después de hacer “Selva.”

No Comments

Leave a Comment