fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
silverscreen@edge-themes.com
Links
Follow Us
 

Sofía Meza: “Vulnerabilizarnos paga bien”

Por: Luis G. Cardoce

“Siento que está un poco aburrido”, dijo la cineasta y profesora Hilda Hidalgo después de ver la primera propuesta de Sofía Meza. Lo que originalmente iba a ser una historia minimalista, callada, sobre un geek introvertido que abría un café para obligarse a socializar, debió, entonces, de explotar su sencillez temática en la hipérbole de un musical. 

El resultado fue Apertura, un corto basado, justamente, en el terrorífico ejercicio de abrir las puertas a los demás. Sofía, como otra geek introvertida, sintió muy de cerca los miedos de su personaje. 

El cine lo descubrió en la época azul de su adolescencia, cuando la depresión hace un festín con las inseguridades de quien todavía está en proceso de conocerse. “Cuando tenía 12-15 años, pasé un periodo en el que estaba sumamente deprimida y suicida. Luego vi una peli que se llama Archie’s final project, muy buena, la recomiendo, bueno, muy buena si uno tiene 15 años, ese es otro tema. Es sobre un chico que le gusta mucho el cine y se quiere suicidar y esa peli es básicamente de esas que son de awareness, pero el público está muy bien pensado, no es de esas cosas súper críticas desde una mirada muy adulta, más bien son muy muy amigables y esa peli de verdad me dio un cambio demasiado violento y ya de una me sentía más centrada y vi el poder que tiene el cine para mostrar nuevas perspectivas”, dice Sofía. 

Apertura la escribió como una carta de amor a todas las personas ansiosas. “Yo soy muy ansiosa, no me pregunte cuánto porque llega a niveles cringeys”, dice. 

En el musical, el protagonista se desnuda emocionalmente a través de sus pertenencias. Expone libros, películas, comics, videojuegos para quien quiera entrar al café. Sus emociones se convierten en objetos tangibles para el juicio de los demás. 

Lo que Sofía tal vez no imaginó mientras ideaba el corto, fue cuán similar se iba a sentir a su protagonista durante el rodaje. Acostumbrada a manejarse detrás de los telones de producción, dirigir por primera vez se antojó tan difícil como abrir su propio café. 

Fotograma del cortometraje ‘Apertura’, seleccionado en la competencia MADE IN COSTA RICA del Festival shnit San José.

A continuación, un extracto de nuestra conversación con Sofía. 

¿Qué creés que dice el musical como género que otras formas de narrativa audiovisual no pueden?

Esto va a sonar súper esnob, perdón, hay una frase que creo que fue dicha por… no voy  a decir por quién porque luego quedo mal, pero básicamente hay una regla a la hora de trabajar musicales que dice que cuando un personaje siente una emoción demasiado fuerte que no puede expresar hablando, canta. Y cuando esa emoción es todavía más grande, baila. Los musicales nos dejan ver dentro de la cabeza de los personajes. O sea, el recurso de usar un voice over es un poco mal visto por algunos porque es trampa, porque la persona me está diciendo lo que piensa y lo que siente, entonces no lo estoy transmitiendo visualmente y eso conflictua mucho con los musicales porque es un poco eso: literal los personajes tienen una canción de “yo quiero” y va en contra del audiovisual, que es una naturaleza de: enseñe, no nos diga. Pero creo que es muy rico poder meternos en la cabeza de los personajes porque puede estar llena de muchas contradicciones. La ansiedad cómo más la vas a enseñar, o sea, hay recursos muy ricos y originales de mostrarlo, no creo que el musical sea la única manera, pero creo que no solo hace que sea un poco más divertido y digerible, sino que creo que es un juego muy interesante entre teatro y video. (En Apertura) estamos viendo una cotidianidad que puede ser demasiado banal, en una ida al café en una noche nadie va a ver el tamaño monumental que significó para el protagonista todo lo que está pasando, o sea, ellos solo están en un café y para este tipo es la peor pesadilla en la cual se metió solo, entonces creo que el musical nos permite jugar bastante con estas emociones que ya no le caben al personaje

El musical sería entonces como el catalizador o traductor. 

Tanto un traductor como una explosión, como para decir es que lo que siente este mae ya es otro nivel. 

Viendo Apertura me puse a pensar que el musical puede ser un derivado o puede tener una hermandad con el género fantástico, ¿qué pensás al respecto? 

Yo tengo un conflicto emocional porque he pensado si debería mandar Apertura a festivales fantásticos, porque efectivamente está jugando con el concepto de realidad. Yo soy una persona muy respetuosa con los géneros, no sé si es por tramada, pero siento que la fantasía siempre tiene estos toques de no realdiad que vienen muy acompañados de la literatura de creaturas o mundos inalcanzables. Yo estuve hablando de hecho con una directora que hace genero fantástico, Estefani Céspedes, y yo le decía: “Estefi, ¿yo podría mandar apertura a festivales de fantasía?”, ella me decía que sí tiene espacios fantásticos, y yo: sí, pero la fantasía es hadas, monstruos, mundos todos punkrockeros, entonces ha sido un conflicto que he tenido. Yo sí pienso que el musical es inherentemente fantástico, pero depende mucho, ahí podríamos hablar de si Los Miserables es fantástica, pero también responde a la naturaleza, en Los Miserables se cantan durante la diégesis, hay otros musicales como The greatest showman —que al parecer toda la gente que le gusta los musicales tiene cierta resistencia a ese— que no se sabe si es diegético o no, entonces creo que es importante tener claro si estamos en un mundo fantástico para que entre en esa categoría. Yo voy a empezar a mandar Apertura a festivales de fantasía, entiendo si no lo aceptan, porque los géneros tienen su rol histórico, pero definitivamente tiene una influencia de un género que no es drama puro. 

Fotograma del cortometraje ‘Apertura’.

La conversación sobre si pertenece a la fantasía sí tiene lugar

Yo creo que sí  A mí me da miedo invadir espacios que no me tocan, pero sí me gustaría probar con la fantasía. Si hubiera sido un corto un poco más largo donde exploramos estos espacios de fantasía, diría que sí en un 100%, pero de momento es un tal vez. 

El tema central del corto es, justamente, la apertura, ya no solo física del establecimiento, sino emocional: abrirse a otras personas. A riesgo de que suene como una pregunta tonta porque hay mil razones para temerle a denudarse, me gustaría saber por qué vos creés que causa tanta ansiedad el abrir las puertas a los demás. 

Creo que puede venir de muchos lugares, creo que yo sentí un proceso muy similar al del corto en eso de la apertura, pero creo que es por el miedo a vulneralizarnos. La honestidad con respecto a nuestras emociones es algo que está muy mal visto, entonces que una persona llegue y trate de hablar con uno y no pueda y le diga, “perdón es que soy una persona muy ansiosa, pero me gustaría que fuéramos compas”, es algo que se asume como malo, como que qué verguyenza, ¿cómo va a hacer eso?, y hay una mentalidad de que hay que pretender hasta lograr y creo que cuando un personaje como este que es tan ansioso que ni siquiera puede hablar con la gente decide abrir las puertas y tratar de vulnerabilizarse, es un acto casi de autosabotaje. Creo que en gran parte es por miedo a que a la gente no le guste lo que les va a enseñar, como que el abrirnos siempre es un proceso de vulnerabilidad super violento porque está siempre la posibilidad de rechazo y nadie quiere ser rechazado. También es el hecho de que, si somos rechazados, asumimos que es porque no somos valiosos, no nos enseñan suficiente que no todo el mundo se va a llevar bien con vos. Es esta desesperación de querer que todo el mundo se sienta bien con quien es uno. Creo que lo importante de la idea de la apertura en general es que sí hay que tener un toque de valentía, tratar de enfrentarse a esta ansiedad y superarla a poquitos, y no por eso tiene que ser a través de un esfuerzo falso, o a través de cosas con las que no nos sintamos cómodos. El protagonista se siente cómodo en su ñoñez y hablando de libros de ciencia ficción, entonces eso va a ser lo que le permita acoplarse a personas que tengan personalidades similares o gustos similares. Pienso que la gente no está acostumbrada a establecer amistades desde la vulnerabilidad, sino a través de lo más digerible, las personas tratamos de ser graciosas y compartir con gente sin mostrar realmente como somos. A mí me ha tocado acercarme a grupos de gente y decirles: “quiero demasiado ser amiga de ustedes pero cuando los veo me da demasiada ansiedad y entonces no les hablo, sorry que no les hable es que no sé cómo acercarme”. Creo que vulnerabilzarse paga bien, a veces uno lleva color y hay gente que no lo toma bien, pero la mayoría de veces creo que ser honesto es la mejor forma. 

Es acercarse sin la máscara

Y es aterrador, te rechazan en dos toques y te están rechazando por quien sos

Fotograma del cortometraje ‘Apertura’.

En ese sentido, ¿creés que la creación artística es también un proceso de apertura?

Sí, porque la mayoría de gente escribe lo que conoce y si no es un proceso con máscara, como decís. Creo que una historia que tenga puntos muy valiosos es una que se hace desde la vulnerabilidad, porque, ¿quién quiere un protagonista perfecto? De nuevo, para mí fue un proceso muy curioso porque sentí que estaba escribiendo mucho sobre una persona conocida, pero luego me di cuenta que tiene demasiados tintes de mi personalidad. Yo en este proyecto trabajé con mucha gente con la que no había trabajado antes y les tengo una admiración gigante y me acuerdo que llegando al rodaje yo estaba super nerviosa pensando: “este va a ser el día en que me odien y no me vuelvan a hablar nunca”. El hacer este corto se sintió como que yo estaba abriendo el café y lo fueran a demoler como a los dos días. Es muy curioso ver todas estas similitudes con el personaje, toda esta ansiedad, el esfuerzo de sacar adelante esto que quiero hacer, esto que le tengo demasiado cariño. Trajo demasiada ansiedad consigo pero de fijo fue muy gracioso sentirme igual de expuesta que el protagonista. 

El corto genera esta idea de que sí, las cosas, cosas son, pero importan a partir de las conecciones que hacemos a través de ellas. ¿Vos también atesorás esas pequeñas cosas que te conectan? 

Sí, dije que en su momento que fui súper ñoña y cuando más pude abrirme y compartir con gente fue a través de cosas, a través de ñoñeces, de compartir los videojuegos que más me gustaban, en especial porque en mi familia nunca tuve ese espacio. Yo no tengo primos, solo tengo primas, ninguno de mis tios les gustan los videojuegos ni los comics, entonces yo solo me metí porque quería un gameboy cuando tenía siete años y de ahí todo se salió de control, pero entonces creo a mucha gente que le es difícil socializar terminan como permeándose de una identidad geek. A ver, cuando la gente utiliza la camisa de una banda, más que un estatus de “soy fan de esta banda”, siento que hay una esperanza de que alguien le diga: ey, me encanta y creo que los ñoños hacemos mucho eso, la gente geek tiende a brandearse de esta forma con la esperanza de que la gente diga: ¿eso es de undertale?, o uy, a mí me encanta Zelda o yo conozco esa banda. Entonces son puentes, todas esas cosas que usamos en nuestra identidad son intentos de hacer puentes para que la gente nos identifique. En mi caso muchas amistades que he tenido a lo largo de mi vida fueron muy basadas en este tipo de cosas. Yo no tenía amigos en la escuela, yo pasaba los recreos sola hasta que un día vi un grupo de chiquitos jugando Pokemon y yo: ¿¡qué!?, ¿puedo ser amiga de ustedes?, y fui la única mujer que jugaba con chicos. Ya por dicha empecé a hacer más amigas después en mi vida, pero en su momento representó a mis primeros amigos y son amistades que mantengo hasta la fecha. Yo no creo que para nadie Pokemon sea tan importante, así como para nadie Mean Girls es tan importante, al final estas son medallitas de identidad por lo que significaron en su momento, las conexiones que nos dieron. 

‘Apertura’ es parte de la función MADE IN COSTA RICA II del Festival shnit San José. Los boletos virtuales se pueden conseguir en Festhome TV (https://tv.festhome.com/festivaltv/san-jose-shnit-playground-2020).

 

No Comments

Leave a Comment